La bloguera que fué a Pingüinos 2013 casi sin querer

No he tenido la oportunidad de ir a Pingüinos 2013, pero una familia se encontró allí sin haberlo planeado.

No son moteros, pero Belén es bloguera en theoldrosevintage.blogspot.com (su blog no tiene nada que ver con motos) y me pasó sus sensaciones al encontrarse por primera vez entre moteros venidos de todas partes.

Simplemente os paso su mensaje:

Belén y su marido
"El pasado día 13 me dirigía desde Palencia al Ikea de Valladolid con mi familia, cuando de repente, cerca de la salida 129, vimos un cartel luminoso que decía “moteros, salida 134”.

Nos acordamos en seguida que nuestro amigo Carlos, de “Covered Backs”, iba a asistir por aquellos días a “Pingüinos”, una de las concentraciones de motoristas más grande no solamente de España, sino de Europa, con duración de cuatro días en tu propia tienda de campaña en una zona habilitada para ello.
 
¿Una moto o un coche?
Sin darnos cuenta estábamos allí, rodeados de cientos de motos y moteros tatuados, pañuelos vario pintos, rastas, barbas largas y otras pintas similares, y algo que me sorprendió muchísimo, chicas moteras en tacones. La asistencia se preveía de unas 30 000 personas y la entrada general 25 euros.

Como estudiante de Automoción me encontraba en mi salsa, haciendo fotos con el móvil por doquier, teniendo en casa una preciosa Canon 400D, de haberlo previsto…


Rastas en Pingüinos 2013
Mi primera sensación, aparte del primer subidón de adrenalina, fue un sentimiento de pena, ya que hacía al mismo tiempo frío, viento y lluvia. Supongo que para los organizadores de tal evento no eran los días ideales con los que hubieran soñado, pero aun así a la gente se la veía radiante, visitando la zona de stands o tomándose un vino y un pincho en una carpa-bar.

Unas horas después de que llegáramos empezaron a preparar el sonido en el gran escenario para los conciertos de la noche. Pensé que hubiera sido buena idea que la zona, a parte de la tarima, fuera también cubierta. Me imaginé a todos esos moteros machotes mojándose al son de la música sin inmutarse.
 

Covered Backs
Antes de marchar, pues íbamos con los niños, nos pasamos por varios stands. La mayoría de ellos de camisetas, gorras, alguna cazadora de cuero de segunda mano, complementos moteros, cascos y asientos de motos bordados ajustables, la típica tienda de recuerdos “pingüineros”y el stand de nuestro amigo, donde se regalaban Biblias “Metal” y “Moteras.”

Y si no llevabas dinero en efectivo, todo estaba pensado, un autobús-cajero para disponer de cash.

Espero regresar otro año con más calma, llevarme la cámara buena y unos ahorrillos para gastar esperando que el tiempo acompañe."


Curioso. Gracias Belén por hacer de corresponsal en Pingüinos 2013.

La bloguera que fué a Pingüinos 2013 casi sin querer La bloguera que fué a Pingüinos 2013 casi sin querer Reviewed by Tapicero Barcelona on 22:17:00 Rating: 5

4 comentarios